3 de febrero de 2016

Vimeo en la clase de ELE

La aplicación que he decidido explotar en este proyecto es Vimeo. Vimeo es una red social para compartir vídeos digitales en internet. Está disponible para móvil y tableta así como en versión web, por lo que es muy fácilmente accesible. El  hecho de poder utilizarse en muchos soportes, la hace adaptable a casi cualquier escenario pedagógico ya que no es necesario que el alumno o la escuela disponga de un dispositivo móvil y basta con que la institución tenga un aula de informática. Esto es un gran punto a su favor, puesto que libera al alumno de la responsabilidad de tener que disponer de un teléfono inteligente o una tableta, algo que podría ser difícil en algunos medios. A pesar de esto, cabe mencionar que la opción ideal para utilizar esta red social en el aula de ELE es valiéndose de dispositivos móviles, por la flexibilidad que aportan.


Para emplear esta red social hay que crear un perfil. Este paso es muy fácil, ya que se puede hacer conectándose a Facebook, de forma que la aplicación importa automáticamente los datos, o directamente introduciéndolos en un pequeño cuestionario. Una vez en el perfil, se pueden subir vídeos, descargarlos, buscar vídeos, usuarios, o canales. Se puede darle a “me gusta” un vídeo o seguir a un usuario, así que en este aspecto podemos decir que esta aplicación se parece a Instagram en su uso. Asimismo, se parece a esta aplicación en la forma en la que se emplean los canales, que es similar a la de los hashtags. Esto se debe a que cualquier persona puede subir vídeos a cualquier canal, a diferencia de YouTube, donde solo el creador del canal puede subir vídeos a este. Estos canales también se pueden seguir, como los usuarios, y así los vídeos que cuelguen en ese canal sale en tu feed, que es donde aparece lo que aportan las personas a las que sigues, igual que en Instagram, Twitter o Facebook.

La aplicación de esta red social a la clase de ELE consistiría en valerse de ella para hacer una especie de portafolio en vídeo. Los alumnos tendría que crearse cada uno un perfil, desde el cual podrían subir vídeos y colgarlos en un canal común para toda la clase. Así, el profesor daría una serie de consignas sobre como realizar la actividad, y el alumno la realizaría en su casa. En estos vídeos se podrían poner en práctica funciones aprendidas en clase como por ejemplo, presentarse a uno mismo, describir su ciudad… También se podrían hacer diálogos entre varios alumnos en el que cada uno representa un papel en una situación, como por ejemplo hacer la compra, buscar piso, etc. Asimismo, podrían emplearse los vídeos en clase o en casa para hacer actividades basadas en ellos.

De esta manera, se podría explotar la aplicación tanto para que ele alumno practique formas y estructuras propias de las diferentes funciones y reciba input, como para que el docente evalúe la competencia lingüística del alumno. Asimismo el alumno puede emplearla para tomar conciecia de su progreso y monitorizarlo.

Forvo

¡Hola a todos!

En esta entrada os voy a hablar de Forvo, una herramienta que se centra en un aspecto importante—pero muchas veces poco trabajado—en la enseñanza del español como lengua extranjera: la pronunciación. (Dos antiguos alumnos del máster ya habían hablado de la misma herramienta aquí y aquí.)

Cuando estudiaba español en la carrera, noté la ausencia de la transcripción fonética en las entradas de los diccionarios de español, tanto los bilingües (inglés-español) como los monolingües. Ya que mi lengua materna, el filipino, tiene un sistema fonético parecido al del español, no tenía muchos problemas con la pronunciación, salvo las consonantes que no existen en mi L1 como la /x/ (la fricativa velar sorda, como en las palabras jamón o gente). En cambio, imaginaos si la lengua materna del aprendiz tiene una fonética completamente distinta de la castellana; la pronunciación, por consiguiente, se convierte en un tema que hay que aprender y enseñar explícitamente.  

Aquí es donde entra Forvo, un diccionario de pronunciación en línea.




En Forvo, que en la actualidad soporta un total de 332 idiomas, podéis buscar una palabra y encontraréis grabaciones de la palabra pronunciada por un hablante de la lengua que escojáis. Una de las ventajas de Forvo es que ofrece la posibilidad de escuchar pronunciaciones distintas de la misma palabra. Por ejemplo, en la entrada de la palabra «encefalografista» (la más larga en español que aparece en el diccionario RAE), podéis escoger entre pronunciaciones de varias personas. En este ejemplo hay un clip de un hombre de España, una mujer de Colombia, etc. Es interesante notar también que Forvo proporciona información sobre el sexo y país de procedencia del hablante. No es necesario registrarse para buscar palabras y escuchar clips, pero sí para añadir palabras nuevas y subir grabaciones. Además, hay otras funciones disponibles a los usuarios registrados como crear una lista de palabras favoritas, pedir a la comunidad de usarios que pronuncien una palabra o descargar los clips como mp3. Recientemente se ha añadido la opción de añadir frases cortas también. 

Desde el 2010 se puede descargar la versión app del Forvo para el iPhone y el iPad. Para los usuarios de Android, la app ha estado disponible en Google Play Store desde el pasado mes de enero.  

Aunque Forvo no es una herramienta de multiuso, en mi opinión puede ser una herramienta útil en el aula:
  • Para los alumnos que quieran mejorar su pronunciación de manera autónoma.
  • Para los alumnos interesados de aprender una variante específica del español por motivos de viaje, trabajo, etc. El diccionario también ofrece pronunciaciones de nombres propios como los de lugares o personas.
  • Para promover el aprecio al acento extranjero, sobre todo si la lengua materna del alumno no se considera una lengua de prestigio.

En cuanto a las posibles actividades en el aula, el profesor puede trabajar la percepción de otros dialectos de español a través de los clips que están disponibles en Forvo. En mi experiencia docente, he observado que esto es un aspecto de la comprensión auditiva poco tratado en las audiciones que acompañan los manuales de ELE. Asimismo, Forvo puede resultar útil para la enseñanza del español con fines específicos, sobre todo en el ámbito de los medios de comunicación. (El propio blog del equipo de Forvo mencionó en una entrada el trending topic de la pronunciación del nombre de Carles Puigdemont, el nuevo Presidente de la Generalitat.)

Los alumnos, por su parte, pueden añadir palabras o frases pronunciadas por sí mismos, ya sea con un acento que se aproxima más al español estándar o al suyo. 

Os animo que probéis Forvo en vuestras clases y que dediquéis más atención a la cenicienta de la enseñanza: la pronunciación.