29 de marzo de 2011

Un trío: Expresión escrita /guion/ Tic

Hemos hablado mucho, y seguimos hablando, sobre la importancia del tratamiento de la expresión escrita en el aula de ELE y sobre el proceso de creación de textos.

Por otra parte, el uso del cine en el aula de lenguas extranjeras no es un recurso nuevo. Es común utilizar secuencias cinematográficas para que los alumnos elaboren una especie de guion a partir de ellas, pero... ¿y el proceso contrario? ¿por qué no trabajar el guion cinematográfico como un formato de escritura en el aula?

El guion de una obra de ficción audiovisual es una historia escrita para su puesta en escena a través de la imagen y el sonido, por lo que es necesario que exista un equilibrio entre la imagen y la palabra. No es propio del medio cinematográfico que se cuente todo mediante el diálogo, sin embargo, es importante reivindicar el valor de las palabras. El hecho de que se recomiende reducir el diálogo a lo esencial no implica que se descuide la expresión verbal, sino todo lo contrario: las palabras empleadas pueden ser pocas, pero han de ser las precisas. Es cierto que la imagen causa impacto en el espectador, pero la palabra da profundidad. Por lo tanto, el dominio del lenguaje audiovisual no consiste solamente en el dominio de la imagen, sino también de la palabra.

¿Cómo llevarlo al aula? Celtx es una aplicación gratis para la escritura de guiones audiovisuales, obras de teatro, cómics o films de animación. Se trata de un programa utilizado para organizar todas las tareas propias de la fase de preproducción de una obra audiovisual. Existen varias plantillas de proyecto que se pueden utilizar: película, audiovisual, teatro, cómic, guion radiofónico, storyboard o texto simple. Además, permite llevar a cabo un trabajo colaborativo con la posibilidad de compartir el guion en línea con las personas que tú quieras.
En el vídeo se puede ver el storyboard de A wonderful wizard of Oz.


Claro que no propongo utilizar la herramienta en su totalidad ni se trata de que los alumnos elaboren el guion de un largometraje, pero podría ser una forma de trabajar la expresión escrita mediante un programa original y distinto, que favorece el trabajo cooperativo porque cada alumno puede ocuparse de una parte concreta del proyecto y compartir sus aportaciones. También se puede trabajar con el storyboard utilizando imágenes o ilustraciones aportadas por los alumnos y hacer un guión gráfico como proceso creativo que sirva para la elaboración de una historia posterior, por ejemplo. La aplicación permite también trabajar la descripción de los personajes, la elaboración de una historia a modo de sinopsis y su paso a estilo directo por medio de diálogos.

De esta manera, se puede trabajar el guion cinematográfico como un formato de escritura en sí mismo, y no como una excusa para que los estudiantes elaboren un diálogo, acercándolos al medio audiovisual mediante una herramienta utilizada por profesionales, sacándole el mayor partido posible.

¿Demasiado complicado? Todo lo que nosotros queramos. En principio, la aplicación es sencilla y fácil de utilizar, pero se pueden ir incluyendo elementos, aumentando así la complejidad y adaptando el producto final a nuestras necesidades.

24 de marzo de 2011

El Profesor 2.0



Con todo el auge de la tecnología y las innumerables aplicaciones que están teniendo en el aula y la vida en general, una de las cosas que más me sorprende es la cantidad de nueva terminología y disciplinas que han surgido.
Términos como residente o visitante digital, ajenos al menos para mí hasta hace unas pocas semanas, abren un nuevo mundo ante nuestros ojos, un mundo lleno de posibilidades y desafíos. Este escenario de cambios tan vertiginosos demanda del profesorado una actualización y adaptación a las nuevas formas de comunicar y enseñar, a las que obviamente hay que sacarles el mayor provecho posible. El punto es que, al observar la velocidad con la que estas nuevas tecnologías se van desarrollando, evolucionando y desechando, es claro que el proceso de actualización constante para el profesor debe ir a la par de este ritmo tan frenético, a riesgo de quedar obsoleto (como cualquier máquina o tecnología de más de un año de antigüedad) si se pierde el ritmo. Quizás este pensamiento sea un poco extremo, pero si tomamos como ejemplo algo tan novedoso como el último juguetito lanzado por la compañía de la manzanita y que ya cuenta con una segunda versión, no creo que esté muy lejos de la realidad.
No se puede dejar de reconocer, eso sí, lo impactante y novedoso que puede resultar la aplicación de la tecnología en el aula. Si ya la evolución de los teléfonos móviles permite hablar del mobile learning, y al mismo tiempo algunos postulan el fin del ciberespacio, es claro que avanzamos en dirección a la reinvención del concepto de aula clásica que todos conocemos.
Para algunos, dentro de los que me incluyo, puede resultar aún un poco difuso el dónde va a parar todo esto (si es que algún día se detiene). Lo cierto es que debemos tratar de mirar más allá y enfocarnos en las ventajas, pero siempre teniendo en cuenta que, como se mencionó en un post anterior de este blog, independiente de la forma lo importante es el contenido.
Me gustaría compartir un video que creo ejemplifica muy bien el rumbo que ha tomado la enseñanza y la aplicación de tecnología, mostrando tanto la perspectiva de los profesores como de los alumnos:






Queda claro entonces, que necesitamos mirar más a las posibilidades y menos a las limitaciones.

22 de marzo de 2011

Twitter: descubre tu mundo

Twitter celebra sus cinco años estrenando una nueva web y un eslogan: "Follow your interests. Discover your world" (Sigue tus intereses. Descubre tu mundo). En este portal hay un vídeo en el que varios famosos explican qué uso hacen de esta red social.



¿Y tú, qué uso haces de twitter?

21 de marzo de 2011

Los podcasts para el alumno autónomo

Nuestros alumnos son cada vez más autónomos y quieren aprovechar de las últimas tecnologías para aprender el idioma. Este es el momento clave para servirles de guía y orientarles en el mundo del E-aprendizaje de ELE.
El podcasting es un recurso relativamente nuevo en el campo de la enseñanza de lenguas. Es una herramienta muy útil en el aula de L2 para practicar comprensión oral y expresión oral, ya que los alumnos pueden tanto escuchar podcasts escogidos o hechos por sus profesores como podcasts realizados por ellos mismos. Se pueden utilizar como ejercicios aislados o como tareas finales y su producto puede ser utilizado eficientemente como un recurso para la autoevaluación o co-evaluación y al final se puede subir a la red.

Como ejemplo os voy a recomendar que visitéis uno de mis favoritos:
ESPAÑOL PODCAST, que ofrece una selección de diálogos en español y sus transcripciones sobre diversos temas. El contenido de las grabaciones se basa en los acontecimientos de la vida española de hoy en día: se tratan tales temas, como:
La actualización semanal del dicho sitio web con una nueva grabación les permite reaccionar de manera rápida a todo cambio o noticia en el mundo español con un nuevo tema.
Las grabaciones son estupendas, pero este sitio web tiene sus puntos débiles:
  • los diálogos son material creado para la enseñanza, y no es habla real,
  • sólo hay una voz que actúa por todos los personajes que pueda haber en el episodio,
lo cual nos aleja del concepto de la autenticidad del material.
Pero aún así es una gran ayuda a un aprendiente curioso y autónomo de español.
Valoración personal: muy recomendable.

20 de marzo de 2011

Software libre para la enseñanza

Aprovechando que el CENATIC (Centro Nacional de Referencia de aplicación de la TIC basadas en fuentes abiertas) está promoviendo la candidatura del software libre a los premios Príncipes de Asturias me gustaría hablaros de las ventajas que tiene usar este tipo de software en la enseñanza.

Antes de ello, querría aclarar qué es el software libre y cuáles son sus ventajas. Se considera software libre a aquel cuyos autores han dado a los usuarios la libertad de estudiar cómo funciona el programa (es decir, publican su código fuente); la libertad de distribuir copias a cualquier persona que deseen; y la libertad de mejorar el programa o de adaptar el programa a sus necesidades específicas, y publicar y distribuir estas adaptaciones.

¿Y qué ventajas tienen estas libertades? La primera y más evidente es que el software libre suele ser gratuito, evitándonos costes innecesarios. Además, podremos instalar estos programas tantas veces como queramos y dónde queramos. Pero no son estas las únicas razones: gracias a que el código fuente está disponible a todo el mundo la seguridad de los programas se mejora más rápidamente, se da una mayor independencia tecnológica, podemos encontrar herramientas adaptadas a diferentes tipos de necesidades... Además, los sistemas y programas libres suelen ser menos pesados y, de este modo, podemos tener máquinas menos potentes que funcionen más velozmente.

En la enseñanza, el uso del software libre añade, además, otras ventajas. En primer lugar, al no tener coste y poderse utilizar en ordenadores menos potentes, fomentamos un software que está al alcance de todo el mundo y que no solamente se podrá utilizar en los centros educativos o de forma ilegal en casa. Por estos mismos motivos, el uso de estas herramientas ayudaría a salvar la brecha digital. Al ser herramientas que se pueden adaptar a las necesidades de los usuarios, podemos encontrar programas y sistemas operativos pensados especialmente para un uso educativo. Además, si en la enseñanza inevitablemente estamos transmitiendo valores, qué mejor que fomentando la independencia, el pensamiento crítico y la autonomía mediante el uso de programas que no dependen de ninguna empresa.

“Pero esto del software libre, ¿no es para frikis o expertos en informática?” os estaréis preguntando. Cuando se hablan de software libre siempre se piensa en el sistema operativo Linux o en su distrubución más conocida, Ubuntu, pero también podemos encontrar ejemplos de programas libres tan conocidos como el paquete ofimático OpenOffice, el navegador Mozilla Firefox o el programa de edición de imagen Gimp. Asimismo, puede ser que ya esteis usando programas de código abierto: Moodle, programas para hacer blogs como Wordpress o los smartphones que utilizan Android son ejemplos que están presentes en nuestra vida diaria de software libre.

En mi opinión, en la era del aprendizaje colaborativo y de la construcción conjunta de conocimiento qué mejor que utilizar herramientas que han sido creadas de forma colaborativa por grupos de personas que ponen a disposición su conocimiento para que todos podamos salir beneficiados de él.

A mano o a máquina

Hace semanas, en clase de Metodología II, hablábamos sobre cómo confeccionar pruebas de expresión escrita. Surgió esta idea: realizar estas pruebas en dos días. En el primero, los alumnos realizan la fase de preescritura y elaboran el primer borrador. Después lo entregan al profesor, que los guarda para que en una segunda jornada los alumnos realicen la versión definitiva. De esta manera, cierto tipo de textos -artículos o cartas de presentación laboral, por ejemplo- duermen un período de tiempo para que los alumnos puedan verlo después con otros ojos y mejorarlo. Esta revisión es necesaria e imprescindible en todo proceso de creación de textos. 
Y al hilo de esta reflexión, la de intentar que las actividades de expresión escrita estén enmarcadas en un contexto de práctica más real, ¿qué podemos hacer para que algunas de ellas se realicen con un ordenador, en el aula? Porque la realidad parece indicar que la mayoría redactamos como lavamos: más a máquina que a mano, aunque este último tipo de escritura también tiene sus ventajas. 
Sé que la pregunta no tiene fácil respuesta. Es más: este texto -que también ha dormido- no la sabe proporcionar. Seguro que todos los alumnos no tienen un portátil, ni en todas las academias o escuelas de idiomas hay sala de ordenadores. Que el tecleo produce, a veces, un ruido fastidioso y encima, los ordenadores tienen correctores, algo quizás contraproducente en una prueba como un examen. Sea como sea, creo que a la expresión escrita le ha llegado la hora de la autenticidad. Y para ello, se necesitarán aportaciones imaginativas. Ansioso por las vuestras, queda aquí este vídeo para aquellos que tenéis el corazón dividido entre el boli y el teclado. 



18 de marzo de 2011

Todos hemos sido METECOS alguna vez...


El hecho de garantizar el buen dominio de todas las competencias relacionadas con el aprendizaje de la lengua debería ser, para todos, una meta a perseguir. Y ya no sólo para los alumnos nativos, sino para los alumnos no nativos, que están cada vez más presentes en las aulas de las escuelas de nuestro país. De hecho, me gustaría invitaros a la reflexión sobre la realidad de estos niños y a realizar un ejercicio de empatía, ya que seguramente todos nos hemos sentido metecos alguna vez; metecos en el sentido de cómo se denominaba en la Antigua Grecia a un extranjero sin connotaciones negativas.

El ejercicio de reflexión sobre la situación a la que se ven expuestos estos chicos recién llegados, hijos de inmigrantes, introducidos en un contexto completamente nuevo para ellos, en aulas con una lengua de instrucción formal completamente distinta a su lengua materna, invita a darnos un buen paseo por el enlace que os propongo en esta entrada, ya que se contempla de primera mano la situación específica de estos alumnos de español L2.

Como os decía, pues, el recurso que os propongo es METECO, un portal dedicado a la educación de aquellos estudiantes para los cuales la lengua vehicular y de enseñanza formal no coincide con su lengua materna. Tal como se afirma en este recurso, la integración de la lengua y de los contenidos es una aportación metodológica fundamental en un contexto de enseñanza de una segunda lengua.

En Meteco, encontramos información que permite al docente prepararse para trabajar como maestro/a en un aula con estudiantes que no conocen la lengua de instrucción. Además, se incluyen muchas otras sugerencias que también nos servirán para estudiantes que sí la conocen, ya que otro de los objetivos de los creadores de este recurso es ver cómo podemos hacer que los estudiantes comprendan mejor los contenidos que les intentamos enseñar.  

Os recomiendo el recurso porque además, aparecen artículos y lecturas muy interesantes, relacionados directamente con el alumnado de origen extranjero. Por ejemplo, el artículo "La integración de lenguaje y contenidos en la enseñanza del español como segunda lengua en el contexto escolar: implementación y evaluación" de Fernando Trujillo.
Por último, si le echáis un vistazo, veréis que es un híbrido de recursos que aprovechan las TIC para integrar información, recursos y comentarios de los usuarios. En Meteco encontraremos desde enlaces obre “aprendizaje cooperativo” o un blog, que proporciona recursos para la utilización de la tecnología al servicio de la enseñanza de la lengua, hasta la propuesta de un curso acelerado sobre enseñanza integrada de lengua y contenidos. Sin más rodeos, espero que disfrutéis y exprimáis este recurso al máximo, así como vuestros comentarios sobre qué os ha parecido.
Un abrazo,
Cristina C.

La guerra del mando



Bueno, todo empieza en el salón cuando estás viendo la Champions League, en el momento que Messi  está a punto de marcar otro gol  tu novia entra, coge el mando, cambia el programa  y se queda con el mando en la mano! Pues este sería la guerra del mando y estoy seguro que todos hemos vivido una situación como esa.


Quien controla el mando controla la casa!






Y si tuviéramos todos un mando que pasaría? Pues, esta es la filosofia de los clickers. Cada alumno, tiene un mando especial en mano, el profesor emplea su presentación en Power point y llega un momento que aparece una diapositiva con una pregunta global que tiene cinco respuestas. El alumno,apretando uno de los cinco botones (A,B,C,D,E) de su clicker tiene que elegir la respuesta adecuada. Un receptor USB en el ordenador del profesor recoge todos los datos de los clickers.



Los clickers ya llevan tiempo en las universidades y, como siempre, los que al principio se negaron a utilizarlos, ahora han pasado a utilizarlos a diario.











Los clickers sirven para aumentar la participación del alumno, incrementar el nivel de atención, realizar una evaluación formativa, proporcionar feedback de los alumnos.

Si te estás preguntando ¿cómo puedo utilizarlos? pues es sencillo... Pide a tus alumnos que preparen un tema en casa, por ejemplo leer un capítulo de Don Quijote y, el día siguiente,  en tus diapositivas de power point lanza un par de preguntas usando los clickers. Además, se puede añadir una pregunta ¨on the fly¨ y pedir a los alumnos que voten durante o  al final de la clase.

Aunque los clickers se han enfocado principalmente en la enseñanza de matemáticas, de física o de ciencias en general, sin embargo, creo que podemos ajustarlos en las necesidades de una clase de E/LE. Tanto usándolos en la literatura como en temas de gramática o de selección múltiple.

El hecho de que el software de los clickers nos permite sacar gráficos de las respuestas, es algo que puede dar mucho juego en el aula ya que podemos usar las preguntas para conocer la opinión de los alumnos, sobre un tema ,y pedirles luego que discutan entre ellos.


Bueno, espero que os haya gustado a vosotros también y... ¿quién sabe? a lo mejor, en la próxima presentación tendremos que votar...







Plataformas de aprendizaje, ¿web 2.0?

Con el término plataformas de aprendizaje me refiero a tanto a ambientes virtuales de aprendizaje,  virtual learning environment (VLE), como a sistemas de gestión, learning management system (LMS), pensadas para proporcionar una serie de herramientas que fomenten la interacción y la comunicación social.

Sin embargo, el uso que realmente se hace de estas plataformas dista mucho de lo propugnado por la web 2.0. Moodle, por ejemplo, se usa mayoritariamente para proporcionar a los estudiantes una serie de contenidos que podrían darse igualmente dentro del aula y otras plataformas a las que he tenido acceso dentro del sistema educativo inglés como WebCT o FirstClass, se usan básicamente como sistemas de comunicación internos, entre profesores generalmente, y para mantener un registro de asistencia.

La solución parece pasar por integrar realmente en estas plataformas herramientas de la web social como blogs o repositorios de contenido, y hacer un uso más efectivo de otras aplicaciones que ya se incluyen como foros o wikis que lleven al alumno a participar de forma más interactiva e independiente.

También es posible encontrar un híbrido de Moodle y Second Life como es Sloodle que combina el mundo virtual con el sistema de gestión.

Vivo cantando

Me ha interesado una entrada publicada el 11 de marzo sobre el trabajo de canciones en el aula E/LE. Así que aquí va una reflexión al respecto.

Estoy seguro de que el uso de canciones en la enseñanza E/LE tiene una gama de posibilidades amplísima. Aún así, seguro que nos es familiar el estar en alguna clase de lengua extranjera y que el profesor nos traiga una canción que no sólo no nos motiva, sino que sentimos vergüenza ajena en algunos casos. Nunca llueve a gusto de todos, y a pesar de que siempre tendremos a nuestro/a buen/a estudiante que se esforzará por hacer la actividad con la canción que toque lo más aplicadamente posible, es casi imposible implicar a todos los alumnos en el trabajo de una canción.

Me atrevería a afirmar que prácticamente todos escuchamos música, o incluso cantamos. ¿Acaso no hemos hecho nuestros particulares “shows” en la ducha o mientras limpiamos la casa los sábados por la mañana? ¿No nos sentimos muchas veces parte de un videoclip cuando vamos con nuestro mp3 por la calle?

Podríamos analizar en qué idiomas escuchamos, o escuchan nuestros estudiantes, música y utilizarlo a nuestro favor. Quizá antes de introducir canciones en el aula, podríamos hacer un trabajo mucho más laborioso, pero posiblemente más fructífero. La red nos ofrece diversas opciones para que nuestros alumnos jueguen, en la intimidad de sus casas, con canciones en español. Incluso los más tímidos cantan en la intimidad, ¡aprovechémoslo!

Por una parte tenemos varias páginas como Redkaraoke, donde registrándonos gratuitamente, podemos tener a nuestra disposición, canciones en español en versión karaoke y donde podemos grabar nuestras espléndidas voces (con vídeo incluído gracias a la webcam). De esta manera podemos recomendar a nuestros alumnos diferentes temas que nos interesen a nivel formal, pero que ellos puedan experimentarlas en casa antes. Con esto ganamos que al escucharse, sean conscientes de su pronunciación a la vez que mientras leen la letra al cantar, serán conscientes de aspectos significativos para ellos, sin la interferencia del profesor. ¿Por qué no organizar un concurso entre nuestros alumnos a través de un wiki? Hay gente que por internet hace cosas que no haría en una clase. Además, me gustaría hacer hincapié en la toma de consciencia que pueden tener los estudiantes de su propia pronunciación si se escuchan cantando en español. Cantando se pueden asimilar rasgos fonéticos (incluso de distintas variedades) sin la ansiedad de la carga del habla espontánea o de la corrección gramatical.

Otra posibilidad nos la ofrece el programa Cantare 2, Educational karaoke. No he podido analizarlo en profundidad por incompatibilidades con mi sistema operativo, pero parece ser una buena herramienta a tener en cuenta. Y sin ir más lejos, youtube está lleno de canciones con subtítulos y que nosotros mismos podemos hacer para fomentar aún más la música en español entre nuestro alumnado.

Creo que las canciones que escuchemos tienen que ser de nuestro agrado para poder aprovecharlas, si no, difícilmente podremos implicarnos en el proceso de aprendizaje.
Podríamos crear un wiki, blog o página web con canciones que nos puedan interesar a lo largo del curso, y que los alumnos, a su ritmo, vayan escuchando y que su propia curiosidad o gusto personal les lleve a ir más allá de nuestras propuestas. De esta manera conoceremos un poco más a nuestros estudiantes y así quizá llevemos al aula canciones que, por haber creado este "contexto en la intimidad del hogar" anteriormente, puedan ser más eficaces y potencialmente más cercanas a los alumnos.

¿Nos echamos un karaoke en la intimidad?

ELE: Español Lengua Extraña?


Soy de los que descubrieron un nuevo mundo el primer día que recibí clases de TICs. Si bien utilizaba algunas (pocas) para propósitos personales, nunca me las había planteado como una herramienta para dar clases. ¡Nunca! ¿Creencia de que nada vale un buen método tradicional? ¡No! Sólo ignorancia, básicamente, porque, como lo dijo el filósofo francés Voltaire, "Uno no puede apreciar lo que desconoce".

Así pues, descubrí el ELE, Español Lengua Extraña, esta lengua (con sintaxis y vocabulario específicos y códigos de comunicación propios y variados) que en su mayoría desconocía.



¿Extraña? Para mí, ¡sí! Pero, para mis futuros alumnos, ¡probablemente no! Por eso pensé: "antes de pretender enseñarles cualquier cosa a ellos, ¡enséñate a ti mismo porque, de momento, el extraño eres tú, por no estar al día!"

Además, investigando un poco por la red, descrubrí algunas creaciones originales como el vídeo que os presento a continuación en que los protagonistas se expresan en un "francés MSN".



Me pareció genial la idea. A ver (no "haber", ¡eh!) si alguien se anima a hacer lo mismo en español...

Evidentemente, este nuevo género de discurso supone nuevos retos (como el de la ortografía en los géneros más tradicionales) y nuevas competencias para los profesores. Y por eso busqué información sobre herramientas para ayudarnos a la hora de comunicarnos en lenguaje sms/msn como, por ejemplo, un traductor para entender siglas y abreviaturas de todo tipo: MeGlobe. También os dejo otro programa del mismo estilo pero en versión multilingüe: SMS Language Translator.

Si alguno de vosotros conoce más cosas para facilitarnos el aprendizaje a los que empezamos con este mundo fantástico de las TICs, ¡que no dude en indicárnoslas! Siempre se agradecerá.

En todo caso, después de estas reflexiones personales, se me ocurre que quizás podríamos dar una nueva definición de ELE: Español Lengua Educadora. ¿Qué os parece?

17 de marzo de 2011

Lectura crítica en la red

(Foto: whitewall buick, Flickr, CC)

¿Habéis oído hablar del pulpo de árbol?
En nuestra clase lo mencionó un profesor del master, para ejemplificar el modo acrítico como los jóvenes suelen leer la información en la red. Los pulpos de árbol, obviamente, no existen, pero un tal Lyle Zapato creó una web hace unos años defendiendo esta especie ‘en extinción'. La ocasión fue aprovechada por un sociólogo para evaluar el grado de credulidad de un grupo de chicos de doce años, la mayor parte de los cuales dio por cierta la existencia de este animal. Aunque el modo como se llevó a cabo la investigación parece levantar algunas sospechas, el estudio pone de manifiesto la necesidad de educar a lectores críticos. Como profesores de español, ¿cómo nos afecta esto?

Como dice Daniel Cassany, enseñar a leer en E/LE no puede limitarse a darle a los alumnos una serie de reglas gramaticales para que descifren lo que pone en un papel/ pantalla, sino que supone enseñar a “identificar la ideología y a posicionarnos”; por lo tanto, no se trata de que lean las líneas, sino de que lean “tras las líneas” (esta idea, más desarrollada y con algunos ejercicios de ejemplo la encontraréis en el powerpoint de una conferencia que dio en XVII Encuentro Práctico de International House).

Este tipo de lectura crítica es siempre necesaria (pensemos, sobre todo, a la hora de leer el periódico o ver las noticias), pero lo es aún más en la red: el gran volumen de información compartida en ella obliga a hacer una criba. ¿Y quién mejor que los profesores de E/LE para ayudar a los aprendientes a adquirir este sentido crítico?

(Podría argumentarse: pero es que nosotros enseñamos a adultos, que ya saben como cómo leer críticamente en sus lenguas de origen así que, ¿por qué deberíamos molestarnos en enseñarles a hacer lo mismo en español? A lo que contesto: ¿realmente saben? Y ya que vamos: ¿sabemos nosotros “leer tras las líneas” sólo por ser adultos? Un estudio de 2006 citado por Tíscar Lara, experta en alfabetización digital, señala que cada vez buscamos más información relacionada con la salud y la medicina, pero cada vez comprobamos menos su origen –“sólo el 15% en 2006 frente a un 25% en 2001”-)

Así que… ¿qué podemos hacer?
            · Podemos diagnosticar nuestra propia actitud como lectores y usuarios en Internet: podemos observarnos cuando usamos la web. ¿Leemos la información como si fuera ‘objetiva’ o nos fijamos en lo que no se dice tanto como en lo que se dice?
            · Podemos poner en marcha una serie de ‘técnicas’ para formarnos a nosotros mismos como usuarios críticos: descifrar las URLs, discriminar los resultados libres de los patrocinados en una búsqueda en Google o contrastar la información son sólo algunas de las ideas que sugiere Cassany en la presentación de la que os he hablado antes.

¿Y en el aula, qué?
· Podemos proponer que los alumnos analicen las entradas en algún foro, como el de Wordeference, valoren la fiabilidad de la información y contribuyan a esos sitios ofreciendo explicaciones o traducciones más precisas.
· O, tal vez, podríamos aprovechar un ratito en varias clases para hablar explícitamente sobre cómo leemos los medios de comunicación. En la página de Cibercorresponsales encontraréis una serie de preguntas que podrían servir para analizar una noticia en el periódico.
Yo apenas he empezado a documentarme sobre este asunto, ¿pero qué os parece a vosotros? ¿Se os ocurre alguna idea para introducir la lectura crítica en la clase de E/LE?

Tutoriales para educación


Para esta semana se nos pidió la publicación de una entrada en referencia a cualquier ámbito de la aplicación de las TICs en la enseñanza. Buscando ideas para hacer el comentario de este tema, encontré una aplicación dentro del Programa Escuela 2.0, proyecto promovido por el Ministerio de Educación y Ciencia para el desarrollo de estas nuevas tecnologías. Concretamente se trata de una explicación de cómo integrar vídeos dentro de las presentaciones de PowerPoint.



Ya que han sido numerosas las veces que hemos desarrollado presentaciones para trabajos en grupo y que muy posiblemente recurriremos a este programa en futuras ocasiones,  considero que puede resultar de utilidad.
En dicha sección se explican cuatro posibilidades diferentes de cómo insertar dichos vídeos en función de la ubicación de éste y de la aplicación empleada. Diferencia si el vídeo está en nuestro ordenador, o bien, si está en Youtube. Si le echáis un vistazo aquí, podréis comprobar que está explicado a modo de tutorial y lo presenta desglosado detenidamente para que se puedan seguir todos los pasos.


Por otra parte, este tipo de explicaciones me sugiere una posible propuesta de actividad para llevar a cabo: desarrollar en grupos la elaboración de un tutorial acerca de un programa determinado que los alumnos puedan manejar en un futuro, por ejemplo, tutoriales sobre programas de diseño e ilustración. Lo enfocaría a cursos de niveles avanzados donde se podrían integrar varias destrezas, como la expresión escrita y la oral.
Considero que podría ser un ejemplo válido para resaltar uno de los aspectos positivos de las TICs, el trabajo colaborativo. Es una manera de compartir conocimientos y, además, de adentrarse en el ámbito digital, ya que por ejemplo los alumnos deberían capturar imágenes para incluir en las explicaciones, elaborarían ellos mismos las instrucciones, participarían y preguntarían en foros y, de paso, conocerían  un programa nuevo. Quizá pueden descubrir una habilidad que ellos mismos desconozcan.

¿Qué os parece?

En definitiva, espero todo esto os pueda dar alguna idea.

En un sitio de la red, de cuyo nombre no quiero acordarme...

...me he topado con una iniciativa muy interesante:

La Real Academia de la Lengua Española y Youtube comenzaron a organizar en septiembre de este año la creación del video de "El Quijote más Grande de la Historia".

Se abrió una plataforma en YouTube para que los internautas de todo el mundo, tras suscribirse para que se les asigne un fragmento de la obra, lean y publiquen sus videos. La lectura es en español, pero también se puede hacer en lengua de signos, por ejemplo.

Toda la información al respecto se puede encontrar en un artículo de El País Digital. Y para el mundo anglófono, la información se puede encontrar en BBC News.

No sólo es una iniciativa que puede animar a muchos a acercarse a una obra literaria clásica como la de Cervantes, para algunos la novela más importante jamás escrita en español; además, la idea de participar colaborativamente en la construcción de un video de estas características promueve la creación comunitaria más altruista y nunca mejor dicho, por amor al arte.

Se me ocurre enredar a mis estudiantes de ELE para que participen en este proyecto, que aún no está cerrado, o bien a crear alguna cosa semejante, pues la idea básica no deja de ser la construcción colaborativa de un video en el que se ponga en uso la lengua extranjera.

Murales Educativos

¿Recordáis aquellos murales que algunos maestros nos mandaban hacer con recortes de revistas, fotografías, periódicos, etc?. Pues aquella herramienta pedagógica tan utilizada durante la EGB y aún vigente, pero más en desuso, ha llegado a la web 2.0, y lo ha hecho a través de Glogster, una herramienta web 2.0 que nos permite realizar murales digitales multimedia. Con Glogster los murales que realicemos podrán ser impresos, insertados en una web o blog, proyectados y utilizados en clase por medio de un proyector, una PDI o pizarra digital, como apoyo a la presentación de unos contenidos determinados.




Las TIC han añadido a los murales nuevos recursos multimedia que enriquecen aún más su funcionalidad y posibilidades educativas. Algunas de estas posibilidades son:
  • Es un elemento de construcción de nuevos aprendizajes, tanto de forma individual como colectiva.
  • Nos permiten realizar una representación multimedia de contenidos con el fin de presentarlos más fácilmente.
  • Favorece el desarrollo de la creatividad.
Algunas posibilidades de uso de estos murales podrían ser, por ejemplo, campañas publicitarias, síntesis de contenidos (biografías, resúmenes de temas, viajes, etc.), noticias.

Lo interesante del uso de Glogster es que podemos incluir en la elaboración de nuestros murales textos, imágenes, vídeos, sonidos, hipervínculos. Tanto las imágenes como los vídeos pueden ser subidos desde nuestro ordenador o enlazados a través de otras páginas web por medio de su URL. Además, los sonidos y los vídeos pueden ser grabados directamente desde Glogster

Aquí os dejo un vídeo explicativo de como usarlo.


También os pongo un ejemplo de uno de estos murales o "Glogs" como se los llama en inglés, se ve que es una herramienta que aún no ha sido muy difundida en España y nadie se ha decidido aún a traducirla al castellano.

SUPER TEACHER


Espero que os guste y os sirva de inspiración en vuestro futuro como profesores.

Un saludo

Felipe Arellano

16 de marzo de 2011

¿Soy el único fumador empedernido en este marco incomparable?


Yo no fumo, pero era una manera de llamar vuestra atención sobre el tema de las colocaciones, como fumador empedernido o marco incomparable J. Mi "desasosiego" necesita ser calmado y, por eso, os pregunto: ¿Soy el único que utiliza Google (y no me refiero al traductor) para comprobar ortografía, colocaciones y traducciones? Me explico: últimamente, siempre que redacto algún texto, sea en el idioma que sea, y tengo una duda de ortografía sencilla, a veces voy al diccionario online de turno, y a veces opto por poner la palabra en el Google y ver si la frecuencia de uso me da la respuesta correcta. Pero en los casos en los que los diccionarios online a veces se quedan cortos - traducción de expresiones o colocaciones - me encuentro recurriendo sistemáticamente al buscador para saber si realmente esa combinación de palabras concreta se da en dicho idioma y por pereza o desconocimiento yo no he hecho una traducción literal.

De ahí la pregunta que os hago en el primer párrafo. Aprovechando las bondades de la globalidad 2.0 me gustaría hacer una pequeña encuesta informal entre vosotros para ver hasta qué punto esta herramienta es útil, además de para nuestra vida personal, para nuestras actividades de ELE u otros idiomas. Pongamos el tema de las colocaciones: así como los profesionales de ESL ya nos han dado 80 vueltas teóricas y prácticas, un servidor sigue echando en falta más plasmación práctica en forma de ejercicios. Existen ya aportaciones teóricas en el campo ELE muy interesantes, y también diccionarios de reciente aparición (Ignacio Seco, Peter Magg, Margarita Alonso), pero mientras estos no se puedan consultar online y no los tengamos a mano, ¿por qué no crear ejercicios para nuestros alumnos en los que tengan que traducir expresiones o combinar palabras, para después introducirlas en Goggle y ver si son una combinatoria concreta de nuestro uso idiomático?

Me refiero a discutir acaloradamente, ser profundamente religioso, dolor punzante, marco incomparable: palabras cuyo uso conjunto se ha ido consolidando poco a poco, lugares comunes que pertenecen a nuestra historia idiomática y que, a fin de cuentas, vienen a ser lo que diferencia hablar con propiedad de no hacerlo. Se pueden confeccionar desde multiple choice (échale un vistazo a esto y opina) hasta confeccionar textos, una carta, por ejemplo, con algunas colocaciones consolidadas y otras no, para que el alumno desarrollara la intuición de encontrarlas y comprobarlas mediante Google.

14 de marzo de 2011

Un juego de niños

Esta semana blanca he tenido al hijo de un compañero de piso hospedado en casa.
Una tarde, mientras pasaba mis apuntes de clase a limpio, el niño se quedó conmigo  un rato para que  su padre pudiera ir con tranquilidad al supermercado (no es fácil circular por los pasillos llenos de delicias y reclames en colorines con un chiquillo al lado).
-“Bueno, siéntate aquí con Olga mientras voy a comprar y repasa la tabla de multiplicar con los números que no te salen bien”, dijo mi amigo acomodando el nene de ocho años en la silla al otro lado de la mesa del comedor con el portátil a mano.
Seguí con mis apuntes y al poco rato el chico empezó a soltar: “¡Toma!”, “Jo…” y cosas por el estilo. Curiosa pregunté:
- “A ver Mario, ¿estás estudiando cómo te ha dicho tu padre o estás jugando?”.
-“Estoy estudiando con un juego” fue la respuesta, lo que me hizo levantar de la silla inmediatamente para  ir a mirar lo que hacía, pensando  que a lo mejor aquél niño estaba allí en aquel momento  para  decirme algo relacionado con mi  entrada en Eclectic.
Efectivamente, se trataba de un juego donde hay que pinchar (clicar) el globo que contenga la respuesta correcta a una determinada multiplicación. Los globos se mueven y suben hacia el infinito, cada globo con un número diferente. Pinchado el globo correcto, inmediatamente el ordenador presenta una nueva multiplicación y así sucesivamente, mientras el jugador va sumando puntos positivos o negativos, de acuerdo con los globos que pincha.
Luego pregunté a mi amigo donde estaba el juego y a partir de ahí en el buscador Google estuve mirando juegos y actividades  disponibles en la red con temas relacionados a gramática, léxico, etc… Acabé jugando  a “Mi mundo en palabras”, que encontré en el Centro Virtual Cervantes, a pesar de la risa de mi amigo y del desinterés de Mario, que probablemente vio aquel  juego como cosa de niños  pequeños.  

¿ Qué opinan los compañeros de los juegos interactivos disponibles en la red?