¿Problemas con memorización de palabras?

Tu solución:  un mapa mental

¿Qué es un mapa mental? 

Es nada más que un tipo de diagrama que sirve para representar palabras o ideas que están ligadas a un concepto particular. Primero, hay que colocar la palabra clave en el centro y luego poco a poco añadir todas las ideas que puedan tener alguna relación. Para crear un mapa mental se puede utilizar los dibujos, los dichos o las lemas. Lo importante es que todo esté claro, legible y que llamen la atención los puntos importantes.

Y el origen...

El mapa mental es un invento de Tony Buzman, un experto en el aprendizaje y la memorización. Según el autor, nuestro cerebro se opone a la forma tradicional de recogida de datos y en lugar de tomar las notas en un cuaderno de líneas, deberíamos crear los mapas mentales que ayudan a estimular los dos hemisferios y contribuyen a que memoricemos con más facilidad.
Mapas mentales en el aprendizaje de idiomas


Sin embargo, el mapa mental es una herramienta que puede tener varias aplicaciones, pero vamos a centrarnos en el aprendizaje de las lenguas extranjeras.


Según T.Buzman muchos estudiantes toman notas durante la clase de lenguas para apuntar nuevas palabras, pero acaban con el cuaderno lleno de conceptos nuevos que no tienen ninguna relación entre sí, por ejemplo : el gato, la botella, triste, luego etc. Según el autor, estas listas  no facilitan el aprendizaje y la memorización de las palabras. Lo que ofrecen los mapas mentales es la creación de una red de expresiones nuevas. Para empezar, escribimos una palabra en el centro de la página, por ejemplo comida y marcamos líneas con diferentes temas, por ejemplo: la carne, el pescado, las frutas. A partir de estos conceptos podemos añadir otros, o dividirlos según los colores, tamaño etc. Además, podemos hacer otra línea con los verbos que se relacionan con la comida, por ejemplo comer, tomar. El mapa mental da unas posibilidades muy creativas y puede servir no solo para aprender nuevas palabras, sino también para recordar y organizar las ya conocidas.

Para tener una idea más clara de cómo se puede elaborar un mapa, adjunto la exposición del autor de esta idea, Tony Buzman, donde explica el uso y las aplicaciones de mapas mentales en la enseñanza de las lenguas extranjeras:


Maneras de elaboración
Lo más común es elaborar un mapa a mano, es decir, dibujando y usando varios colores para subrayar algunos conceptos. Sin embargo, hoy en día ya existen programas que facilitan la elaboración de un mapa mental vía ordenador.

He elegido el programa MindMeister para presentar, dado que es uno de los más fáciles que se puede encontrar en la web.  Mindmeister es un herramienta muy accesible y para poder crear un mapa mental es suficiente crear la cuenta y acceder al sistema. Se puede dar de alta de forma gratuita y después de un mes hay que decidir si se quiere seguir usando la cuenta y pagar 4,99$ por la versión básica del programa. El Mindmeister se puede utilizar fácilmente durante una clase de idiomas y enseñar a los alumnos que este tipo de herramienta les ayudará en estructurar sus apuntes de manera más clara y memorizar las nuevas ideas y palabras.  Una vez los estudiantes familiaricen esta forma de aprender, pueden aprovechar del programa y utilizarlo a menudo, también tomando notas durante la clase de lengua. 











Comentarios

  1. Hola, excelentes recomendaciones, mi hijo de 9 años y el de 18 ejercitan su memoria con una guía que les mandó su padre desde Roma, han aumentado su capacidad intelectual y su concentración, estoy muy satisfecha porque los niños les ha gustado el método, afortunadamente no tengo problemas en su adaptación con el método y se los recomiendo, porque la inversión educativa de nuestros hijos merece que dispongamos de opciones que los ayuden y por ende a nosotros los padres, el sitio donde mi esposo vio la guía se llama http://www.remediemos.com/salud16.htm Espero les guste mi recomendación, saludos.
    Considero y aprendí que si mejora la concentración, por consiguiente se puede mejorar la memoria humana. Aunque esto puede llevarte un poco de tiempo y esfuerzo, en un periodo de tiempo relativamente corto podrás notar una mejora considerable en tu proceso de memorización. Cada nueva información que metes en tu memoria, cada nueva habilidad que aprendes a realizar, así como cada nuevo hábito que creas estimulan tus neuronas y crean nuevos caminos en tu cerebro aumentando tu poder de retención.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario