25 de abril de 2013

La evolución del amigo por correspondencia


¿Dónde quedaron los días en que practicábamos el dominio de nuestra lengua extranjera enviando cartas a amigos a distancia? Primeramente me gustaría retomar el concepto base de amigos por correspondencia. Es decir, aquellas personas que se anunciaban en revistas o daban su contacto a escuelas de idiomas con el fin de conocer a personas de otros países y culturas distintas para poder conocerse mediante el intercambio de cartas y, ya de paso, practicar la expresión escrita de la lengua que aprenden.

Años más tarde, dichos anuncios dieron un paso hacia delante y se publicaron en páginas web especialmente dedicadas a estos servicios, por así decirlo. Así pues, se simplificaba la tarea de encontrar a personas con quien chatear. Por lo que, el concepto inicial siguió siendo el mismo pero la vía de acceso, es decir, internet, en dicho caso, facilitó mucho la tarea de comunicarse con personas de alrededor del mundo. Este fue el boom de la comunicación a través de la red; puesto que los ordenadores iban tomando terreno en muchos de los hogares de los cibernautas.



Dos personas de distintos países conociéndose gracias a internet

Posteriormente, tras los inicios de internet, su poder se expandió a infinidad de servicios online (salas de chat, messenger, skype y un largo etcétera) donde uno tan solo se registraba y ya podía construir su propia agenda de amigos con los cuales practicar la lengua extranjera. Del mismo modo, internet acercó a dichos usuarios y logró conseguir que estos se reunieran y se encontraran físicamente para poder relacionarse, conocerse y practicar la lengua que se desee ayudándose mutuamente. En esto consisten los popularmente conocidos como tandems lingüísticos. Se podría decir que son una versión más moderna y real de los amigos por correspondencia u online.



Ahora bien, ahora nos preguntaremos cuál es el siguiente paso. Todavía no se puede responder a ciencia cierta cuál será la evolución tecnológica vinculada a las relaciones humanas y al desarrollo lingüístico pero parece ser que nuestro tradicional amigo por correspondencia se nos ha convertido en el ‘whatsupamigo’, por denominarlo de alguna manera. Bautizo dicho término partiendo de la fusión de dos palabras [whatsup+amigo] que sigue retomando la idea base de amigo por correspondencia pero se fusiona con nuestras queridas tecnologías de la comunicación. Esta herramienta nos proporciona tener contacto con otras personas en cualquier lugar del mundo en cualquier momento del día y, es más, nos da la posibilidad de conocerla en persona si se desea.




17 de abril de 2013

Lectrio: una herramienta útil en el aula


¿Dónde trabajas no hay Moodle? ¿Necesitas un Campus Virtual para comunicarte con tus alumnos? ¿Tus alumnos te saturan la bandeja del correo? ¿No sabes cómo pasarles documentos de gran tamaño sin gastar en fotocopias? Gestiona todos estos problemas a través de la nueva plataforma de e-learning: Lectrio.


Conocido como la nueva generación de entornos virtuales de aprendizaje, Lectrio es una plataforma online que pone a disposición de profesores y alumnos un entorno muy similar al popular Moodle pero, con una diferencia básica, es completamente gratuito.

Lectrio es un entorno virtual e-learning que permite abrir y gestionar diferentes cursos, compartir material, ponerse en contacto con los alumnos y recordar los eventos destacados. Está diseñado para clases en academias, colegios, institutos y universidades, es decir, que se puede abrir un Lectrio por cada asignatura, nivel o seminario que impartamos. Al ser muy fácil de usar y completamente gratuito, puedes crear cursos en segundos y desde cualquier portátil, tablet o teléfono móvil que disponga de conexión 3G.

Además, gracias a su concepción basada en la nube, Lectrio evita que padezcamos los interminables tiempos de descarga de archivos, guarda de manera segura la información almacenada para que la podamos recuperar en cualquier momento y se puede instalar en cualquier dispositivo (iPhone, Android, Blackberry, iPad, tablets). Esta última opción es especialmente útil ya que al adaptarse a cualquier dispositivo es ideal para llevar en el móvil o Tablet y mantener a los alumnos continuamente informados.

Cada curso de la plataforma Lectrio nos permite:

  • Fomentar un aprendizaje social: ya que cada tema o publicación se puede comentar y crear un espacio de debate.
  • Compartir una gran cantidad de información: En Lectrio no solo puedes compartir documentos de interés sino también videos de Youtube, presentaciones en SlideShare, contenido web de cualquier tipo e incluso trabajos compartidos en GoogleDrive.
  •  Seguir las entregas de los estudiantes: gracias a la opción de calendario (timetable & deadlines) podemos controlar las entregas en las fechas límite.
  • Actualizar el calendario de clase: esta opción es especialmente útil si queremos programar el contenido de un curso y las fechas de entrega. De esta forma el alumno sabe qué actividades, talleres y entregas se realizarán en cada sesión de clase.
  • Llevar un control de asistencia: con esta opción podrás saber quién ha entrado a ver qué lecturas, actividades o talleres del curso fácilmente, además de apuntar algunas notas al lado de cada estudiante.
  • Evaluar el progreso de los estudiantes: conforme el curso avance podrás hacer un seguimiento personalizado de las medias de cada alumno.

Finalmente, sólo me queda decir que Lectrio también dispone de una versión premium en la que se puede personalizar la plataforma para ajustarla a la apariencia de tu academia o centro de estudios y, como en Moodle, permite crear grupos, gestionar a los estudiantes y asignar roles a cada alumno. 
Si os ha convencido para los cursos que daréis este verano, esta es la página de inicio que os permitirá crear un nuevo curso.

Licencia Creative Commons
Lectrio: una herramienta útil en el aula por Bàrbara Cuenca se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported.

10 de abril de 2013

SKITCH SE BASA EN LA FILOSOFÍA: UNA IMAGEN VALE MÁS QUE MIL PALABRAS


¿Eres de los que piensan que una imagen vale más que mil palabras? O por el contrario, ¿piensas que una palabra evoca más de mil imágenes? Os hablaré de algo hoy, investigando por la Web he encontrado una herramienta que sirve para hacer anotaciones a imágenes. Mi postura frente a esto siempre ha sido que una palabra evoca más que mil imágenes porque las personas estamos compuestas de experiencias y si, por ejemplo, pensamos en la palabra: amistad a mí me viene a la cabeza algo así:



Probablemente, supongo que a ti te viene a la mente otro tipo de imágenes. Pero, esta herramienta llamada Skitch sirve para que, con pocas palabras, y el apoyo de una imagen puedas comunicar mucho. He seguido indagando sobre los usos de esta herramienta y os contaré que es muy utilizada para la enseñanza de segundas lenguas, por eso os lo comunico aquí. Con esta aplicación disponible tanto para el escritorio, Windows y Mac, y para los dispositivos móviles, todas las imágenes que vayas preparando se guardan automáticamente en una libreta en tu cuenta de Evernote y se crea una biblioteca con todas tus imágenes.
Con Skitch, de forma automática, todas tus imágenes están accesibles en la nube y sincronizadas en todos tus equipos, sin tener que transferirlas por email o cargarlas manualmente entre ellos. Además, para su utilización en el aula es muy práctico ya que puedes compartir imágenes fácilmente con tus alumnos a través de la pestaña Drag mandándolas por correo electrónico o crear un enlace web público. La simplicidad de este programa es ideal para la enseñanza de una segunda lengua de una forma muy interactiva para los estudiantes. Existen estudios que demuestran que aprendemos más una lengua con imágenes.  Simplemente haciendo una foto interesante que incluya vocabulario que quieras trabajar en clase reforzar pudiendo poner la palabra en la imagen. Os pongo unos prácticos ejemplos donde podéis ver cómo puede encajar esta aplicación en nuestras clases de segundas lenguas.





Por último os dejo con el vídeo promocional para que no dudéis en probarlo:



9 de abril de 2013

EVERNOTE, memoria de elefante


 
¿Eres de los que no llevan papel y lápiz en un momento de inspiración? ¿Has visto alguna vez una imagen que valía más que mil palabras en internet y no recuerdas el nombre de la web? ¿Has olvidado la carpeta con la planificación de tu primera clase en el metro? ¡Evernote es la herramienta que necesitas!
 
Con Evernote podrás organizar tus notas, recetas, imágenes, clips de audio y video, apuntes, etc. y consultarlo todo desde tu smartphone, tablet u ordenador.
Desde una foto de un graffiti impresionante, la etiqueta de una salsa que acabas de probar hasta la presentación de la última conferencia a la que has asistido. Todo cabe en Evernote. La información se organiza mediante libretas, cada una con el título que elijas. Además, puedes sincronizar toda la información para poder consultarla desde cualquier dispositivo en cualquier lugar.
Evernote cuenta también con un potente procesador de texto para que puedas escribir lo que te venga a la mente mientras esperas el autobús o viajas en tren.

Esta herramienta permite además compartir tus libretas con las personas que elijas.
Son muchos los profesores que han empezado a utilizar Evernote como vía de comunicación exclusiva con sus alumnos, ya que permite a todo el grupo compartir la información que deseen.

Os animo a echar un vistazo a la siguiente entrada del blog Totem Guard para más información sobre las ventajas de utilizar Evernote en el aula.
 
 
 

7 de abril de 2013

SCRABBLE : del tablero a la pantalla





Aunque los métodos de enseñanza hayan evolucionado a lo largo de los años, es evidente que algunas prácticas de los antiguos enfoques aún siguen con nosotros en las aulas de la enseñanza de lenguas extranjeras (LE). De este modo, me gustaría hacer referencia al enfoque léxico que gira en torno a la enseñanza de lenguas poniendo el énfasis sobre el léxico, un elemento imprescindible en el aprendizaje de lenguas.


Para este blog, quiero hacer hincapié en un juego que no es en ningún sentido nuevo pero a la misma vez, puede que haya sido percibido solo como una forma de recreación sin que se le reconociera su valor educativo y su empleabilidad en el aula. Scrabble es un juego de palabras en el que puede participar varias personas que van tomando turnos y construyendo palabras con siete letras aleatoriamente seleccionadas. En el tablero en la que se forman las palabras, hay cuadros, algunos con puntos alocados y otros no. El principal objetivo del juego es construir tantas palabras como sea posible y a la misma vez intentar ganar el máximo número de puntos para ganar el juego.


Años después de la creación del Scrabble físico, se lanzó el Scrabble versión en línea que se juega en línea (mayoritariamente en Facebook) potenciando la participación de gente que habla distintas idiomas y que proceden de diferentes países del mundo. Esta versión en línea sigue las mismas reglas del juego físico solo que se hace todo en línea desde un ordenador, aparato que utilice Android, Smart phone, etc. que tenga conexión a internet.

Para mí, la adaptabilidad de este juego a la enseñanza de LE está fundamentada en la co-construcción de conocimientos partiendo de los andamiajes de los jugadores como menciona Esteve (2002), sobretodo, debido a que los jugadores pueden construir sobre palabras ya creadas por sus oponentes. Con este juego los alumnos de español  pueden interaccionar a través del juego con hablantes nativos puesto que disponen de la opción de elegir el idioma en que quieren jugar. A la vez que reconozco que este juego no implica mucho en la comunicación como la propugnan los defensores del enfoque comunicativo,  mantengo que puede contribuir a la puesta en práctica de vocabulario ya aprendido y también al aprendizaje de nuevo vocabulario que siempre ocupa un rol importante en la enseñanza-aprendizaje de LE.


Ahora que este pasatiempo favorito familiar ha pasado de ser exclusivamente un juego de mesa a presentarse en las pantallas de nuestros aparatos electrónicos, vamos a ver cómo podemos utilizarlo en nuestras clases de ELE.

                                                                    Referencia

Esteve Ruescas, Olga. «La interacción en el aula desde el punto de vista de la co-construcción de conocimiento: un planteamiento didáctico», en MECD La lengua como vehículo cultural interdisciplinar. Madrid: Instituto Superior de Formación del Profesorado (Colección «Aulas de verano» pp. 61-82), 2002.


Creative Commons License
SCRABBLE: del tablero a la pantalla is licensed under a Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 Unported License.

6 de abril de 2013

last.fm


Esta imagen es propiedad de last.fm™ (last.fm/resources) y está publicada  bajo Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 3.0 Unported


Licencia Creative Commons


Partiendo de mi experiencia personal en el aprendizaje de lenguas extranjeras (en este caso, el sueco), me gustaría destacar una herramienta que me ha sido especialmente útil: last.fm™.

Teniendo en cuenta la tendencia actual (que empezó hace un par de décadas, en realidad) de ir en cualquier lado escuchando música, avanzando de un walkman hasta llegar a las versiones más nuevas del iPod, me parece que este hecho se podría implementar de manera perfecta en la enseñanza de E/LE.

Las canciones en el aula de E/LE tienen un papel relativamente marginal, es decir, sirven para relajar o hasta un cierto punto, premiar al alumnado, después de una clase intensa y normalmente se reducen a rellenar huecos. Pero, ¿podemos contar con que a todos los alumnos les gustará, por ejemplo, Hijo de la luna de Mecano?

No, obviamente.

Veamos cómo podemos implementar last.fm en la enseñanza del E/LE.

Para introducir las funciones de este programa, cabe destacar que last.fm (¡disponible en español!) es absolutamente gratuito. Solo necesitamos abrir una cuenta, descargar la aplicación y sumergirnos en la infinidad de posibilidades que esta red social, con unos 43 millones de usuarios, ofrece. Al hacer un análisis de nuestras playlists y basándose en preferencias, gustos, géneros y artistas, el programa nos sugiere varios artistas desconocidos que nos podrían gustar, basándose en nuestro perfil musical.

De esta manera, el alumno puede descubrir artistas que cantan en la lengua meta, en este caso, el español y que se adaptan a sus gustos musicales o realizar una búsqueda avanzada, siguiendo diferentes criterios.

A parte de las canciones, también nos recomienda otros usuarios con gustos similares tanto en nuestra región, como en todo el mundo, incitando de tal manera el contacto entre personas, lo cual puede llevar a un intercambio de mensajes, gustos o ideas, por ejemplo, entre el alumno y un hablante nativo de la lengua meta.

La principal hipótesis que tengo en mente al plantearme el uso del last.fm en la enseñanza de E/LE y corriendo el riesgo de sonar un tanto cursi, es la de enseñar deleitando, puesto que, si incitamos al alumno a descubrir el mundo del español mediante la música, además, mediante géneros musicales que a él/ella le gusten, podremos contar con una motivación relativamente constante gracias a la que el alumno descubrirá palabras nuevas constantemente y, lo más importante, entrará en contacto con la lengua real (y sus variaciones, diatópicas, por ejemplo).

Además, la aplicación se puede bajar al móvil (sistemas Apple y Android), ofreciendo la posibilidad de estar constantemente conectado, compartiendo tu música con los demás y descubriendo artistas nuevos.

En mi caso particular, al estudiar sueco, este programa me ha servido mucho al abrirme las puertas a una lengua poco presente en, por ejemplo, Youtube, y con poca oferta musical en la lengua propia del país (teniendo en cuenta que el 98% de los grupos suecos cantan en inglés) y me ha llevado a descubrir palabras como "espalda" (en niveles más bajos) hasta "ventrículo derecho" (del corazón, por más surreal que suene).

¡Echa un vistazo a la página de last.fm y empieza a descubrir música nueva!

3 de abril de 2013

¿Todos los caminos conducen a las TIC?



Cabría preguntarse (y me pregunto) si, más allá (o más acá) de una ética 2.0, de una metodología que comprenda este “contrato social” implícito, todos los caminos de la enseñanza de idiomas conducen a las TIC… 

Face to Face

Para comenzar a responder(me) elijo, al azar, un camino: Leo Van Lier (2002): “La relación entre concienciación, interacción y aprendizaje de lenguas”. Plantearse como modelo las circunstancias de uso ordinario de la lengua en que el aprendizaje lingüístico ocurre a través del pensamiento y la acción de los aprendices al interactuar con otros usuarios conduce a Van Lier a apostar por el aprendizaje que resulta de la apropiación “consciente” de la lengua mediante una actividad construida conjuntamente.

Entendida, en su dimensión social, la concienciación; y, entendido en su dimensión social, el lenguaje, si se apuesta por aprender de la eficacia de los “momentos pedagógicos” de la vida cotidiana, cuando interactuamos; si se apuesta por un proceso de aprendizaje en que se potencie, al máximo, la interacción, en su interdependencia orgánica con la concienciación y el lenguaje, ¿no apostaría Van Lier por promover la interacción también, tal como ocurre en las redes sociales?

Cabe responder parcialmente (y respondo): conduce también a las TIC este camino…
(Continuará…)



Referencia

Van Lier, L. (2002). La relación entre concienciación, interacción y aprendizaje de lenguas. En Cots, J. M. & Nussbaum, L. (Eds.), Pensar lo dicho. La reflexión sobre la lengua y la comunicación en el aprendizaje de lenguas (33-53). Lleida, Milenio. 


Imagen: http://techtastico.com/files/2011/07/Version-anterior-del-chat-de-Facebook.png