¡Nubes de palabras!

¡Hola gente! Yo os voy a hablar de una herramienta para la clase de ELE que da mucho de sí, Tagul, con la cual se pueden crear nubes de palabras. Aunque es una herramienta muy conocida, creo que no se conocen todas las posibilidades de utilidad que tiene. En este mismo blog podéis encontrar otra herramienda, Wordle, y existen otras como Tagxedo o Adcya (para niños). Escojo esta porque es con la que más familiarizada estoy y la más sencilla, ya que no tienes que descargarte ningún programa, solo necesitamos conexión a internet, además de un móvil, tableta o ordenador.  

El modo de uso es muy sencillo, se elige una forma, los colores, el tipo de letra, etc. También se puede hacer todo random. Se escriben las palabras o se copian y pegan. Se puede ir visualizando en todo momento el proyecto, el cual se guarda y no se pierde si se quiere recuperar. Al final, puedes compartirla o bajarla en diferentes formatos.



Además de las ventajas que nos comenta nuestra compañera, la cual habló de Wordle hace unos años ya (enseñar vocabulario, introducir un nuevo tema, crear una historia propia o desarrollar ideas para una conversación), se me ocurren muchas más que os explico a continuación.
  • Reforzar y visualizar vocabulario: buena parte de nuestro alumnado tendrá una inteligencia visual y querrá tener las palabras escritas y agrupadas. Con una nube de ideas se puede repasar el vocabulario, además, podrá poner en letra más grande aquellas palabras más comunes o, al revés, agrandar las que más les cueste aprender. Este vocabulario es mucho más atractivo que una lista de palabras.
  • Del mismo modo que lo hacemos con vocabulario del tipo casa, lo podemos usar para formas verbales de los verbos irregulares. De esta forma se crearían nubes pequeñas con aquellos tiempos que cuestan más. Es una estrategia muy visual.
  •  A su vez también pueden encontrar al intruso dentro de la nube que hagan sus compañeros, y como además puede tener formas, sabemos el campo semántico al que nos estamos refiriendo.
  • Además, lo podemos usar para tener nuestro vocabulario todo incluido en una nube según el tema, así, se puede recurrir a él de forma más ágil. A lo largo del curso cada alumno o grupo de alumnos creará una y así al final tendrán todas las palabras nuevas en un formato diferente y atractivo, y a la vez fomentamos la creación de material creado por ellos mismos.
  • Con esta herramienta también se puede fomentar la interacción oral y la cohesión del grupo. A principios de curso para presentarse o cada persona se define con ayuda de la nube y los demás tienen que adivinar quién es.
  • Por último, también ayuda a la comprensión lectora haciendo una actividad de prelectura cuando se les da una nube y ellos tienen que adivinar el cuento o el tema del que tratará la historia. Otra variante, es que ellos mismos pueden crearlas, con sus historias favoritas y después contarlas, ya que pueden copiar el texto y poner en tamaño mayor las palabras clave. 

Comentarios